Fases de la escritura en el entorno digital

 

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

En el momento de componer un texto con la intención de darlo a conocer a los demás, tenemos que tener muy presente las distintas fases de la escritura, que son la precomposición, la redacción y la revisión, con más perseverancia, incluso, en el entorno digital, y, sobretodo, debemos planificar bien la información, estructurarla de forma correcta y establecer los recursos gramaticales específicos de hipertextualidad y multimedialidad.

La precomposición

Es la etapa inicial de elaboración de cualquier texto digital, pues se trata de la fase en la que buscamos ideas que logren despertar nuestra inspiración y que nos ayuden a desarrollar un contenido. Además, preparamos toda la documentación, testimonios y datos que vamos a utilizar.

En esta etapa, Internet ofrece una gran cantidad de posibilidades, recursos e ideas, así como una gran cantidad de enciclopedias y buscadores digitales que nos permiten poder confeccionar contenidos y concretar, matizar o desarrollar las ideas que queremos transmitir. No obstante, es necesario saber filtrar bien toda la información que podemos obtener de Internet, separando los contenidos que realmente queremos utilizar para la elaboración de nuestros textos de los que no nos sirven, y diferenciando bien las ideas principales de las secundarias. Para conseguir esta correcta selección de la información tenemos que reflexionar sobre cuáles son los elementos claves de nuestro texto y qué es lo que queremos contar.

Además, la integración de elementos digitales en nuestros contenidos nos permite enriquecer nuestros textos con documentación añadida, que puede resultar de gran utilidad para formar al lector, convencerle o que compruebe la certeza de nuestras afirmaciones. Es decir, en esta fase tenemos que buscar la hipertextualidad de nuestro texto, así como los elementos multimedia que vamos a añadir a nuestro texto y que han de ser acordes a la información que queremos transmitir, que aporten ideas nuevas y que transmitan.

La redacción

Una vez localizada y estructurada la información, tendremos que establecer las estrategias de planificación textual para comenzar la redacción de nuestro texto.

Daniel Chandler, en 1993, describió 5 tipos de estrategias: la arquitectónica, el enladrillado, la pintura al óleo, la de acuarela y la mixta.

La estrategia arquitectónica corresponde a la que aplican los escritores que siguen un proceso sistemático de redacción, que planifican todo de antemano y siguen las etapas de construcción de sus textos.

La estrategia de enladrillado es la correspondiente a los escritores que escriben todo un texto las veces que sea necesario hasta que esté perfecto y luego ya pasan al siguiente, es decir sería como ir ladrillo a ladrillo.

La estrategia de pintura al óleo es la que llevan a cabo los escritores que redactan sus textos, luego los dejan y, al cabo de un tiempo, los vuelven a retomar. Tiene como analogía la pintura al óleo porque para pintar mediante este sistema se ha de realizar una capa, esperar a que se seque y, luego, ya seguir pintando.

La estrategia de acuarela es la que obliga a sopesar cada pincelada porque, una vez pintado, ya no se puede borrar. Corresponde a aquellos escritores que escriben directamente la versión definitiva, sin demasiadas revisiones.

Las estrategias mixtas son las que combinan algunas de las estrategias mencionadas, utilizadas al mismo tiempo, o que se dan en un mismo escritor dependiendo de cada circunstancia, pues hay veces que determinados escritores, no siempre usan las mismas estrategias en todos sus textos, sino que depende de las circunstancias y de la información a transmitir.

Estas estrategias descritas por Chandler, en la redacción digital tienen gran importancia, pues la composición de un texto rico en elementos hipertextuales, interactividad y multimedialidad, difícilmente puede ser resultado de la improvisación. Ha de ser previamente estudiado y analizado para ver cómo se ha de realizar y estructurar. Es más, normalmente, si deseamos un texto muy hipertextual tendremos que recurrir a la estrategia arquitectónica, pues se ha de meditar profundamente acerca de lo que se va a escribir para que la información resulte eficaz.

La revisión

En todos los textos digitales debemos realizar, con mayor hincapié, una revisión y comprobación de que el contenido a transmitir es el que se desea y de que los enlaces y sus anclajes son los correctos, así como asegurarnos de que se pueda desarrollar una interactividad y que exista multimedialidad acorde al contenido del texto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s