Cómo utilizar la hipertextualidad

 

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

Cuando redactamos textos en Internet es conveniente utilizar enlaces a otras páginas web que amplíen la información de nuestro texto y utilizar así la técnica del hipertexto, que es una cualidad propia de los textos en Internet. La palabra o palabra que usamos en nuestro texto para que al pincharlas se acceda a otra página web se denomina anclaje textual y el enlace hacia donde nos dirige se llama destino hipetextual.

Algunos consejos para hacer un buen uso de los enlaces en un texto pueden ser los siguientes:

  1. Utilizar anclajes textuales significativos. La palabra o palabras que se utilizan de anclaje han de ser lo suficientemente significativas para que solo con verlas podamos intuir a donde nos va a dirigir dicho enlace y qué tipo de información nos vamos a encontrar.
  1. Utilizar anclajes textuales cortos. Es decir, hay que utilizar las mínimas palabras posibles, que sean imprescindibles, para anclar el enlace, pues así se ofrece una mayor facilidad de lectura, claridad y mejor comprensión. Aunque, a veces, es conveniente, por el sentido de las frases del texto, utilizar anclajes más largos para que sea más claro el destino de ese enlace, como puede ser el nombre de obras de arte o de organismos poco conocidos.
  1. Evitar mensajes o llamadas redundantes. La palabra que se utilice como anclaje debe de ser la más adecuada, evitando algunos mensajes que aparecen en algunas webs del tipo: “pincha aquí”, “lea más”, “pulse”, pues resultan redundantes.
  1. Contrastar el texto de las palabras que sirven de enlace. Es decir, las palabras que sirven de anclaje han de ser de tipología, tamaño o color diferentes al resto del texto, para que así el lector las pueda identificar más fácilmente. Es una cuestión más de diseño que de redacción, pero que si no está bien definido puede llegar a entorpecer la lectura.
  1. Evitar el uso de referencias hipertextuales como puntos de anclaje de los enlaces. Es decir, intentar que en el texto no se encuentre el propio enlace http://. Queda más elegante y claro insertar una palabra que denote e identifique claramente a dónde nos va a llevar ese enlace cuando pulsemos sobre él.
  1. No saturar el texto de enlaces. Un enlace es una invitación al lector a salir de un texto para que se adentre en otro para ayudarle a comprender el texto o para ampliarle determinada información. Pero, hay que evitar un uso excesivo de estas salidas porque puede entorpecer la lectura y hasta incluso hacer que el lector la abandone.
  1. Prescindir de los enlaces innecesarios. Tenemos que insertar exclusivamente los enlaces que proporcionen al lector la información concreta y específica que interesa a nuestro texto.
  1. Usar los enlaces solo una vez por texto. No conviene insertar varios anclajes que dirijan a una misma página web, pues si remitimos al lector al mismo sitio web desde distintos enlaces, puede llegar a saturarse y abandonar la lectura.
  1. Situar los enlaces al final de las oraciones, cláusulas o párrafos. Esto es porque se entiende que el lector se encuentra en condiciones de saber si desea ampliar o complementar la información que se le facilita acudiendo a los enlaces que se proponen, una vez ha llegado al final de una frase, de un párrafo o del propio texto. Por ello es conveniente reorganizar las palabras que componen un texto para situar la palabra anclaje al final, cuando el lector ya conoce la idea y puede decidir si seguir en ese texto o cambiar a otro.
  1. Remitir a páginas internas del sitio web y no a las portadas, siempre que sea posible. En ocasiones ocurre que se enlaza con la portada de una web y no con la noticia específica que sugiere el texto, hecho que hay que evitar e intentar redirigir al lector a la información concreta que desea, para así facilitarle su lectura y evitar que se disperse.
  1. Utilizar iconos para informar sobre atributos del enlace. A veces los enlaces remiten a contenido audiovisual o a comportamientos de diversos tipos, por lo que es conveniente utilizar iconos que indiquen esta circunstancia y así advertírselo al lector para que sea consciente de a dónde se le va a redirigir.

 

 

5 Respuestas a “Cómo utilizar la hipertextualidad

  1. Pingback: Fases de la escritura en el entorno digital | María Valls Arnau·

  2. Hola Maria,

    Como me gusta leer tus artículos de tu Blog.

    Acabo de hacer un curso en la Universidad de Navarra, totalmente aconsejable.

    Conceptos y técnicas esenciales para una escritura eficaz en la red.

    Módulo 0. Presentación.

    Módulo 1: Elementos de la redacción en internet.

    Módulo 2: Recursos para la redacción en internet.

    Módulo 3: Técnicas de redacción en internet (1): arquitectura de hipertextos.

    Módulo 4: Técnicas de redacción en internet (2): escritura de enlaces.

    Módulo 5: Técnicas de redacción en internet (3): escritura SEO.

    Módulo 6: Plataformas para publicar en internet

    Saludos,

    Francesc Oliva | Consultoría y Proyectos | ‪‎Comunicación Digital‬

    Contacto: http://www.weblogmagazine.eu/contacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s