Hipertextualidad, interactividad y multimedialidad

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red .

 

La composición de textos para su publicación en cualquiera de los recursos que ofrece Internet, siempre debe realizarse de acuerdo a un contenido formal en el que nunca deben faltar tres rasgos muy característicos del entorno digital, como son la hipertextualidad, la interactividad y la multimedialidad, que, aunque ya empezaban a vislumbrarse en otro tipo de formatos más tradicionales, es en Internet y con el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación donde se muestran con más intensidad.

 

La hipertextualidad se refiere a esa estructura discursiva que surge cuando leemos un texto y en la que se interconectan distintas piezas textuales y/o audiovisuales a través de enlaces, gracias a los recursos que ofrece la tecnología digital. Se trata de una escritura no secuencial, que permite que el lector elija el camino que quiere seguir para leer un mensaje. Según la Real Academia de la Lengua española, RAE, el hipertexto es texto que contiene elementos, a partir de los cuales se puede acceder a otra información.

Un antecedente de la hipertextualidad lo podemos encontrar en la prensa escrita o en cualquier libro con citas que nos remiten a otras publicaciones. En cualquier periódico impreso se puede vislumbrar algo de hipertextualidad, por ejemplo, en la portada, cuando, citado un titular, nos remite a otra página del interior en la que se amplía la información y que, salvando las distancias, se podría asimilar a un enlace digital. También se aprecia hipertextaulidad en la forma de leer este tipo de publicaciones, pues el modo habitual de leer los periódicos no es lineal, como en cualquier otro tipo de textos, pues cada persona lo hace de acuerdo a sus intereses particulares ya que unos saltan de página en página sin llegar a detenerse en ninguna información en concreto, otros centran más su atención en las informaciones que más les gusta para pasar luego el resto u otros leen únicamente los titulares o solo alguna noticia.

 

La interactividad es la capacidad de un sistema para que cualquiera de sus actores actúe sobre el propio sistema y sobre los demás. Puede tener tres grados: selección, personalización y participación.

  • La interactividad de selección se da cuando el usuario posee una capacidad para elegir qué ve en cada momento, es decir la página que lee y navega.
  • La interactividad de personalización aparece cuando el usuario puede elegir cómo se presenta ese contenido, es decir, sería como la navegación en un sitio web, pues el usuario puede decidir cuál es su itinerario de lectura sin someterse a uno predefinido.
  • La interactividad de participación se muestra cuando el usuario, no solo se limita a elegir lo que ve y de qué manera lo ve, sino que, además, asume un rol de interlocutor, de manera que puede dar su opinión, realizar preguntas o interactuar con el emisor de ese contenido o con otros usuarios lectores.

Por tanto, a la hora de redactar los textos digitales tenemos que tener presente cómo será nuestra interactividad y, en nuestros textos, debemos incluir elementos que favorezcan esa interactividad.

 

La multimedialidad es un concepto más utilizado en la actualidad y que se refiere al uso de las nuevas tecnologías en nuestros textos, es decir al hecho de introducir en nuestros contenidos imágenes, sonidos o vídeos que enriquezcan nuestro mensaje. Denominamos información multimedia a cualquier contenido digital que se compone de elementos textuales, gráficos, sonoros y audiovisuales, teniendo en cuenta que no es necesario que aparezcan todos ellos juntos, sino que lo relevante para que exista multimedialidad es que exista una combinación de algunos de ellos. No obstante, en los cibermedios, con el propósito de diferenciar los medios analógicos de los digitales, se suele definir como aquellas piezas que integran contenido en múltiples formatos, entre los que destacan los recursos gráficos y audiovisuales.

 

Escribir bien en Internet significa seleccionar, utilizar y combinar con acierto todos los elementos comunicativos que nos ofrece la red y las tecnologías de la información y de la comunicación para que los contenidos que transmitamos sean entendibles con facilidad.

 

3 Respuestas a “Hipertextualidad, interactividad y multimedialidad

  1. Pingback: Web clara, agil e intuitiva | María Valls Arnau·

  2. Pingback: Fases de la escritura en el entorno digital | María Valls Arnau·

  3. Pingback: Cómo utilizar la hipertextualidad | María Valls Arnau·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s