Los profesionales de los gabinetes de comunicación en las empresas

El avance experimentado en los últimos años de las tecnologías de la información y de la comunicación ha posibilitado que el trabajo que se desempaña en los gabinetes de comunicación de las empresas se pueda desarrollar a través de una amplia variedad de canales de comunicación y formas de comunicar novedosas que, en general, no son utilizados de forma óptima por los gabinetes de comunicación.

La mayoría de gabinetes de comunicación siguen con el modelo de agente de prensa o jefe de prensa, que se encarga, únicamente, de remitir información a los medios de comunicación, fundamentalmente a la prensa. Se autodenominan, en un 90,4%, gabinetes de comunicación, pero actúan como departamentos de prensa. No disponen de una política de comunicación implementada ni de un plan de comunicación predefinido y están en constante relación con los medios mediante instrumentos tradicionales, pues su objetivo es lograr presencia cuantitativa en los medios.

Estos agentes de prensa suelen ser unipersonales y generalmente carecen de un buen equipamiento material y tecnológico. En un 80% de los casos se trata de un licenciado en Ciencias de la información, con veteranía en medios de comunicación pero sin experiencia en gabinetes de comunicación, pues, anteriormente, en la licenciatura no se estudiaba sobre ellos. Suelen ser empleados con un contrato temporal y un horario indefinido, sin embargo, dicha eventualidad siempre ha contrastado con la satisfacción personal de este profesional y su tiempo de permanencia en la empresa, que siempre ha sido superior al de otros directivos de otros departamentos.

Lo ideal en un gabinete de comunicación es que esté formado por un director de comunicación, o también denominado dircom, y un equipo de profesionales, en mayor o menor número, dependiendo de las dimensiones de la empresa, encargados de establecer y desarrollar una política de comunicación adaptada a nuestro tiempo, y diseñar un plan de comunicación para la empresa, con unas estrategias y herramientas predefinidas con las que llevar a cabo dicho plan de comunicación. Además han de fomentar la participación de los usuarios en la web y en todo el entorno digital que la empresa ofrezca y lograr lo que se denomina la web 2.0.

Este gabinete de comunicación debe ser como un departamento más de la empresa, donde las retribuciones de todos sus miembros deben coincidir con las de cualquier otro departamento de la empresa, debiendo ser la retribución del director de comunicación similar a la de cualquier otro directivo de la empresa y las del equipo del gabinete a las de otros miembros de los otros departamentos, en función, cada uno, de su categoría. Sin embargo, la realidad es que, en muchas empresas, las retribuciones de los miembros de los gabinetes de comunicación suelen ser bastante inferiores a las del resto de empleados y no se valora todo lo que se debería a estos profesionales, aunque todo depende de cada empresa.

Rocio Baamonde, consultora de Michael Pages International, establece que el salario medio anual del director de comunicación en España es de 40.000 a 60.000 euros. ReadWriteWeb, un blog de tecnología de gran nivel de tráfico mundial, establece que el salario medio anual del director de comunicación en Estados Unidos es de 60.000 a 90.000 dólares, salario que, convertido a euros es bastante similar al español.

Por otro lado, Infojobs anunciaba, por ejemplo, que una de las profesiones más solicitadas últimamente es la de community manager y que su salario oscilaba entre los 21.000 y 28.000 euros anuales. Sin embargo, en la realidad, vemos muchos anuncios en los que los salarios que se ofrecen son bastante inferiores.

A pesar de ello, los datos que proporcionan las estadísticas que ofrecen distintas páginas, acerca de los rangos de los salarios que hay en España, distan bastante de la realidad y las cifras que se muestran suelen ser superiores a lo que se realmente son.

Anuncios

14 comentarios en “Los profesionales de los gabinetes de comunicación en las empresas

  1. […] Dentro del segundo grupo de teóricos se encuentra Jesús Ibáñez, quien situó el origen de esta actividad profesional en el ámbito de las Relaciones Públicas, y, en concreto, en la necesidad que tuvieron determinadas familias adineradas de Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX de lavar su imagen. Ibáñez menciona a las familias Kennedy y Rockefeller como las pioneras en usar a estos gabinetes para mejorar su imagen pública durante la Ley Seca que imperó entre 1919 y 1933. En este sentido, Ibáñez asegura que estas familias gastaron muchos millones de dólares en mejorar su imagen mediante profesionales de la información. […]

  2. […] "El avance experimentado en los últimos años de las tecnologías de la información y de la comunicación ha posibilitado que el trabajo que se desempaña en los gabinetes de comunicación de las empresas se pueda desarrollar a través de una amplia variedad de canales de comunicación y formas de comunicar novedosas que, en general, no son utilizados de forma óptima por los gabinetes de comunicación."  […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s