Comunicación interna ascendente y descendente eficaz

La comunicación interna se ha de cuidar para que todos los trabajadores sepan toda la información que les incumbe, todo los procedimientos, actúen correctamente y la empresa prospere

La comunicación interna se ha de cuidar para que todos los trabajadores sepan toda la información que les incumbe, todo los procedimientos, actúen correctamente y la empresa prospere

Dentro de la comunicación interna podemos hablar de comunicación horizontal y vertical, siendo la primera aquella en la que el emisor y el receptor del mensaje ocupan el mismo nivel jerárquico en la organización, mientras que en la vertical, el emisor y receptor no ocupan el mismo nivel jerárquico. Este último caso, que es el que hablamos aquí, puede dar lugar a una comunicación descendente o ascendente. La comunicación descendente es aquella utilizada por los mandos superiores o la dirección para comunicar algún mensaje a sus subordinados y la ascendente la que utilizan los trabajadores de niveles inferiores para transmitir informaciones a sus superiores. Dos tipos de comunicaciones, que se engloban en lo que llamamos comunicación interna vertical, que se han de complementar muy bien para lograr una comunicación interna eficaz.

Mediante la comunicación descendente la empresa informa, desde la dirección, a los empleados de niveles inferiores, de todas las actividades que se realizan, lo que concierne a cada departamento o cualquier aspecto que considere que sus empleados deben conocer. Además es una manera de controlar la conducta de los trabajadores y regular el sistema de funcionamiento de la empresa.

Sin embargo, hay que procurar emitir los mensajes cuando sea necesario y no sobrecargar de mensajes a los trabajadores. La facilidad que las nuevas tecnologías permiten para transmitir gran cantidad de información puede ocasionar que los trabajadores se sientan sobresaturados y no le presten la atención deseada, lo que daría lugar al efecto contrario: la desinformación.

Desde la dirección de la empresa, para conseguir un buen clima laboral entre sus empleados y ganarse su confianza es conveniente no abusar de la comunicación descendente que da prioridad a los intereses de la organización y descuida todo el nivel socio-integrativo de la empresa, pues conseguir un determinado valor productivo es importante, pero para los empleados es primordial la información destinada a conseguir una mayor motivación y satisfacción.

Además, hay que transmitir mensajes claros y precisos, procurando evitar la ambigüedad, imprecisión, vaguedad o contradicciones en las órdenes emitidas, pues podría dar lugar a generar confusión que puede manifestarse en disfuncionalidades en la realización de las tareas o incumplimiento de algunas órdenes.

Es muy habitual cometer el error de convertir la comunicación en algo unidireccional, desde la dirección al resto de departamentos. Esto no es nada bueno para la organización, pues los trabajadores no pueden convertirse en meros sujetos pasivos que reciben mensajes o indicaciones para que sean conocidos o para que se pongan en práctica.

La comunicación interna vertical es muy importante que sea también ascendente, de manera que los trabajadores pueden aportar ideas, sugerencias o quejas a la dirección de la empresa. Resulta muy útil para los directivos que la tienen presente en sus empresas, pues es una muy buena manera de conocer todo lo que ocurre.

Generalmente donde reside el conocimiento y el quehacer de la empresa es en los trabajadores y son ellos quienes conocen perfectamente las actividades y funciones que desarrollan. Si existe una buena comunicación interna ascendente todas las peculiaridades o problemas que puedan surgir o que se puedan evitar se comunican bien a los directivos y muchas deficiencias se pueden solucionar, recurriendo al feedback o retroalimentación.

Ocurre, muy a menudo, que la comunicación interna ascendente es bastante deficiente y poco valorada por la dirección, pues el grado de protección y seguridad del que está dotado el directivo cuando ejerce la comunicación unidireccional representa un obstáculo para la implantación del feed-back y el desarrollo de actitudes de escucha para el directivo, al permitirle mantener una distancia frente al trabajador, que le protege de posibles objeciones o críticas a sus órdenes. Además, a veces, la desconfianza de los directivos hacia algunos trabajadores, generan bloqueos en la comunicación ascendente.

En las empresas deben existir procedimientos para que los trabajadores puedan expresarse libremente sobre cualquier aspecto relacionado con la empresa, para así poder tomar las medidas oportunas entre todos y subsanar errores, procurando así evitar que los trabajadores critiquen a la dirección de la empresa en corrillos o entre amigos.

La comunicación interna vertical se debe de cuidar en todos los sentidos para que sea eficaz y todos los trabajadores sean conocedores de lo que les incumbe y puedan colaborar en la prosperidad de la empresa.

3 Respuestas a “Comunicación interna ascendente y descendente eficaz

  1. Pingback: El proceso de comunicación. Características de la comunicación eficaz | María Valls Arnau·

  2. Pingback: Necesidad de profesionales de comunicación en las empresas | María Valls Arnau·

  3. Pingback: Comunicación interna ascendente y descen...·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s