Gafas inteligentes, que también podrán ser graduadas

Gafas inteligentes de realidad aumentada de Google.

Gafas inteligentes de realidad aumentada de Google.

El prototipo de gafas inteligentes o Google Glass Explorer Edition se ha presentado al público esta semana en la “Conferencia anual para desarrolladores de software” en San Francisco, (EEUU). Estas gafas cuentan con una cámara integrada y una pantalla del tamaño de un sello, aproximadamente, que está situada un poco por encima de la línea de visión del ojo derecho. En dicha pantalla, se proyectan los contenidos, desde imágenes, correos electrónicos y un sinfín de posibilidades, entre las que destaca la realidad aumentada.

Las gafas se activan con el tacto y con un simple barrido se pueden apagar. Además, el dispositivo contiene un micrófono y un altavoz para ir dictando mensajes y contestando a los correos o escribir los documentos que se deseen. Funciona con sistema operativo Android y se maneja a través de ligeros movimientos de cabeza, por sistema táctil o voz.

El prototipo se ha construido sobre un marco de titanio y su peso es comparable a unas gafas de sol normales, pero Google está trabajando con distintos fabricantes para diseñar modelos acordes al mercado actual. Su diseño será modular para que se puedan agregar marcos y lentes y adaptarse a los usuarios que requieren alguna graduación.

El tema de la graduación fue uno de las preguntas en la Conferencia, al igual que si se requeriría receta sanitaria y la respuesta fue afirmativa, pues al ser modular es compatible con los cristales de graduación normales, que se podrán acoplar a este tipo de gafas, aunque con receta médica, como ocurre con unas gafas graduadas normales.

Paralelamente, se están desarrollando aplicaciones para introducirlas en este tipo de gafas, como la aplicación InSight que pretende identificar a las personas por su ropa, desde cualquier ángulo, aunque su rostro no sea visible en ese momento por la persona que lleva las gafas.

Estas gafas de realidad aumentada están creando muchas expectativas entre la gente, de tal manera que hasta en un bar de Seatle se ha prohibido su uso antes de salir al mercado y hasta incluso hace un mes, en E-Bay, una persona las vendía sin tenerlas y la puja superaba los 15.000 dólares.

La intención de Google es sondear la opinión de los técnicos del sector sobre el dispositivo con el fin de avanzar en el desarrollo de una posible versión comercial para el consumidor final. Muchos desarrolladores ya las están probando, entre ellos dos españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s